sábado, 3 de octubre de 2015

El selfie puede ser un método de pago seguro


La moda de estos últimos años es sin duda la del selfie. Sin embargo, esta tendencia ahora podría convertirse también en un fenómeno económico, con el lanzamiento de MasterCard Identity Check, un método de pago automático que permite la venta en base a una clave de seguridad que se obtiene por las huellas dactilares o, directamente, por un retrato facial personal en ese mismo momento.


Según informan desde Mastercard, se ha identificado un abandono masivo en las compras online precisamente por solicitar un PIN o clave de la tarjeta de crédito. Las razones son la desconfianza o el simple olvido de un simple conjunto de 4 caracteres. Con la utilización de un selfie para las compras instantáneas, este problema deja de existir.

Otra de las principales razones por las que la empresa se basa en el selfie tanto para incrementar el comercio electrónico como también para fomentar las compras tradicionales, es precisamente que está de moda. Hoy en día el selfie es una forma de relacionarse con los demás completamente extendida, hasta el punto de llegar al entorno profesional. Por ello, este es un buen momento para aprovechar su existencia y su uso frecuente para darle más elementos de utilidad y las compras online se convierten en un paso lógico, o eso argumentan al menos.

Justo sale este nuevo sistema de pago digital, tras un reciente ataque a los servidores de seguridad de HTC y Samsung, en el que la información en base a las huellas dactilares había sido robada por unos hackers. ¿Se trata pues de un proceso con el que se intenta recuperar la confianza en nuevos métodos de seguridad? ¿Se conseguirá finalmente superar esa barrera del miedo ante la pérdida de la clave o contraseña para realizar las compras? El uso (o falta de él) del selfie cada vez que se paga dictaminará el éxito (o el fracaso) de esta iniciativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario