miércoles, 29 de abril de 2015

Apple se pone agresiva


Una de las peculiaridades más conocidas de Apple con todos sus productos es la férrea incompatibilidad de sus sistemas con software de terceros o su política de no bajar precios en los viejos modelos, optando en su lugar por ofrecer al mismo coste los nuevos.

Ahora la empresa del conocido logo con la manzana mordida da un paso mucho más agresivo para competir con sus rivales, sobre todo en el sector de la telefonía móvil. Apple ha anunciado un plan renove, en el que puedes aprovechar tu smartphone, aunque no sea de Apple.

Hasta el momento, la empresa se había volcado en la renovación de los terminales móviles de la marca. Podías entregar un iPhone antiguo en la tienda oficial de tu ciudad y obtener a cambio una reducción en el precio de una nueva compra, siempre como es obvio enfocada a productos de la Store.

Sin embargo, ahora Apple va un paso más allá. Puedes realizar la misma operación, independientemente de la marca del dispositivo que lleves. Todo entra, según declaraciones de la empresa, en un ambicioso plan de reciclaje. Por tanto, podremos dejar que tasen nuestros dispositivos a cambio de un descuento equitativo en la compra de un iPhone o también de un iPad. Además, en caso de que la empresa no considere que puede ofrecerse una tasación a un móvil por distintas razones, te ofrece la oportunidad, si lo deseas, de reciclarlo igualmente.

Las directrices de tasación las establece el personal de cada Apple Store, en base a unas líneas generales de calidad, antigüedad y componentes. Sin embargo lo llamativo no es en realidad el proceso de reciclaje posterior, sino el mensaje subliminal que Apple envía a sus potenciales clientes de “recicla tu móvil y compra un iPhone”, superponiendo así la marca por encima de la competencia.

Aunque se trata, sin duda alguna, de una efectiva campaña que hará mucho daño a terceras marcas, tampoco deja de ser una señal de la situación en la que Apple se ve inmersa, cada vez con una mayor competencia y una menor distancia respecto a sus rivales, principalmente Samsung.

No por ello es una mala decisión estratégica de marketing. Apple ya sufría el acoso de otras empresas que sí permitían el “reciclaje” de iPhones en pro de la compra de cualquier dispositivo, ya sea o no de la misma marca. Con esta acción, Apple no pierde nada, todo lo contrario, aumenta sus potenciales clientes exponencialmente. Lo único que vulnera es su reputación de intocable. Algo que a la larga podría ocasionarle terribles consecuencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario